Matemática Sagrada

El misterioso número 26 y las estrellas de un mundo arquetípico

Hoy, he sorprendido a varios estudiosos dialogando sobre el número 26. Son tres, y enriquecían lo que estaban explicando, cada uno desde su perspectiva. Pues uno era un Kabalista, otro un Matemático y un tercero un Filósofo. Entremos invisibles en la sala en que están reunidos:

FILÓSOFO

Hoy he tenido un sueño muy misterioso. En él hice un esfuerzo muy grande porque no se disipasen como niebla las imágenes. Lo que ha quedado es muy poco e insuficiente, un eco deformado de lo que en él escuché, ya casi sin sentido, e incomprensible al despertar.

En el sueño se hablaba del número 26, el cual se hacía visible como una serie de estrellas dispuestas en una esfera, y luego se desdoblaba de un modo que no recuerdo, como si se reflejase, o si los vemos como un círculo, como si se convirtiera en un doble círculo y con él explicase una ley evolutiva.

Figura de Círculo Blanco y Negro

En fin, como se burla Mercuccio en Romeo y Julieta, los sueños, sueños son y no hay que darles más importancia. Pero éste dejó un aroma de verdades misteriosas, como de un mundo más bello, justo y bueno.

EL MATEMÁTICO

¡Qué sueño tan evocador! Quizás el 26 sean las proyecciones de los ejes de simetría de un cubo, en el interior, y sobre una superficie esférica. Pues en el cubo hallamos 13 ejes de simetría, y prolongándolos en el espacio esfera, lo cortarían en 26 puntos, que serían las 26 estrellas de tu sueño.

KABALISTA[1]

El Cubo inscrito en la Esfera es una forma de representar el acto de Creación, como se pasa de lo infinito a lo finito, la cristalización de los Arquetipos (aquí serían las estrellas en la Esfera-Cielo-Infinitud) en la primera Forma estable, que es según los egipcios símbolo de la Justicia.

Precisamente la latitud en que se halla la Gran Pirámide se corresponde al círculo que cruza los cuatro puntos de intersección del cubo inscrito en una esfera vertical Norte Sur.

Además el 6, el número de caras de este cubo, es el número de esta Justicia, de Maat, en Egipto, el Orden Celeste manifestado en perfección. También porque es el triángulo que se refleja en el espejo de la Virgen del Mundo, Isis, o los triángulos que sostienen los dos platos de la balanza en que se pesa el corazón con la pluma de esta Diosa Justicia, las seis caras del Cubo que es el Trono de Dios.

Representación del peso del corazón ante la pluma de Maat en el papiro de Ani

FILÓSOFO

Hace tiempo leí una explicación curiosa del Cubo que es semejante a lo que explicas. Tengo aquí las notas que tomé al leerlo, y efectivamente lo asociaba con Isis, la Madre del Mundo:

“¿Por qué Nuestra Señora, la Diosa Isis está representada por un trono, cuyo asiento es cúbico?

Isis es la Madre Naturaleza, y su alma; ambas representadas por un cubo, que tiene seis caras, el número que rige la justicia y la naturaleza. Si desarrollamos este cubo obtenemos una cruz que significa que el Espíritu divino está crucificado en Ella. Cruz cuya medida es de tres y cuatro caras lo que nos indica el número 7, el número clave que da forma a esta Naturaleza, los siete colores de la Luz Una.

El cubo nos sugiere también la fuerte cohesión que existe en la Naturaleza, en la que nada se pierde, nada deja de ser Naturaleza y es desechado. En la Naturaleza la muerte no existe, sino que todo es una incesante transformación. Los cuatro ángulos rectos de cada una de las caras significan, al ser perfectamente iguales y abarcar 360 grados, la perfecta justicia con la que es gobernada esta naturaleza; casi podríamos decir que es su esencia. Este cubo es asimismo un asiento de la Divinidad, pues la Naturaleza es considerada no sólo en sus cuerpos materiales y con forma (el cubo propiamente dicho) sino también en la corriente de vida invisible que la usa como escenario. No es sólo el trono, el cuerpo de la Naturaleza, sino la Diosa que se sienta en dicho trono, el Alma, la Vida-Una que peregrina en la Eternidad. Séneca decía que Dios es el Todo que vemos y el que no vemos. Ese Todo en acción es la Naturaleza, aunque los hombres, en su ignorancia, sólo llamen naturaleza a lo que pueden percibir sus limitados sentidos del cuerpo, a lo que vive fugazmente en un presente que es una ilusión de estos sentidos.

El cubo expresa también la Estabilidad, otro de los atributos de la Naturaleza. Pues el cubo es el sólido platónico más estable (siendo los otros el tetraedro, que simboliza el fuego, el octaedro, el aire y el icosaedro, el agua). En la naturaleza la tensión de los opuestos, el cambio, la lucha por sobrevivir es perpetua, y sin embargo ella misma jamás se desestabiliza. Las estrelas soles deben morir, y también el nuestro y su hija hermana, nuestra madre Tierra; pero la Naturaleza continúa siendo ella misma, y de su seno hará nacer otra vez infinidad de estrellas, aún cuando el mundo entero fuera consumido en llamas.”

 

MATEMÁTICO

Si, el Cubo es muy importante, es la “medida del espacio”, así como el triángulo mide las superficies. El ingeniero, militar y matemático Juan de Herrera, uno de los arquitectos del Monasterio del Escorial, escribió su “Discurso sobre la figura cúbica”, inspirándose en los estudios de geometría sagrada de Raimundo Lullio, uno de los más grandes místicos filósofos de la Edad Media. Y aún en la matemática actual, en sus estudios de hipergeometría, el cubo de 4 dimensiones o “hipercubo” tiene propiedades muy interesantes, además de haberse convertido en una superestrella de Hollywood con los Vengadores.

Cubo dentro de otro, o sombra del teseracto o hipercubo

El pintor Dalí quedó fascinado con él y construyó uno a partir de letras, que se pueden leer en varias direcciones y donde se nombra a este arquitecto, JUAN.

FILOSOFO

Por otro lado, las estrellas en la esfera, deben ser, según explica Platón, símbolo de los Arquetipos, de las Realidades Eternas más allá del tiempo y del espacio. La etimología de “arquetipos” más antigua hace referencia a las primeras hendiduras o muescas en la concavidad del espacio, como las estrellas en el cielo. La Octava Esfera era la de Estrellas fijas en la cosmología ptolemaica, pero precisamente, el número Ocho ya está haciendo referencia al Cubo, con sus ocho vértices inscritos en la esfera, o al octógono de la arquitectura que media entre el cubo y la esfera, como vemos en las bóvedas del arte islámico.

El 8 o doble cuadrado u octógono estrella es quien hace la relación entre el Cubo y la Esfera y en la filosofía árabe representaron las Virtudes, semejante al Noble Óctuple Sendero del Budismo y su Rueda de la Ley que es representada con 8 radios.

KABALISTA

El número de Dios, de Jehova, como Logos, como Poder Creador, el Cubo en que se es fijada la Esfera, es, precisamente el 26.

Jod-10, He-5, Vau-6, He-5, que sumados dan 26

MATEMÁTICO

El numero primo o “núcleo” desde el que surge este número 26, por duplicación, es el 13.

Si disponemos dos Tetractis pitagóricas de 10 puntos cada una, es el número resultante. Es decir, 10 es un número triangular, si hacemos un hexágono estrella con estos dos triángulos entrelazados, cada uno de 10 puntos, la suma total es 13.

Imagen de esta Estrella de Salomón con 13 puntos

KABALISTA

Y 13 es la suma por gematría, de las letras que conforman cada una de estas palabras:

Ahavah- Amor

Echad-Unidad

Y también la palabra “Voz”, “Vacío”. O sea, los poderes creadores de la Voz, el Logos; y la concavidad en el plenum que éste construye y donde se va a desarrollar todo lo que vive, el primer átomo o circunferencia que separa el Ser del No Ser.

Y si el nombre del Dios Creador está cifrado en el número 26, éste es el número atómico del Hierro, el elemento según los egipcios en que está forjada la voluntad, como Hacha de Doble Filo (las seis direcciones del Espacio en que esta opera y el dentro y fuera). La misma que usó Teseo para entrar en el Laberinto y vencer el Minotauro, o Ares Dionisos para construirlo, cavando en el espacio primordial.

Por eso en la Biblia se dice que el Cielo es de Hierro y la palabra sidéreo significa, precisamente, eso.

FILÓSOFO

Quizás las dos esferas que representan mi sueño sean una de Oro, símbolo del amor y la perfección, y la otra, operando en la materia, la de Hierro, en que opera la Voluntad, símbolo del mundo (hierro). Mientras que su alma es precisamente el Oro u Amor.

La una reflejada en la otra. Como en el misterio de la Dupla Maat, de hierro y oro al mismo tiempo, como las vemos en sus estatuillas. Otras veces de lapislázuli, del color del cielo.

KABALISTA

Si vemos el cubo en el interior de la esfera, generando con sus ejes de simetría las 26 estrellas, este Cubo sería el Todo.

Podemos decir que la medida del cubo, su arista es 1, Kether (la Corona), la diagonal de una de las caras es 2, Chokmah (la Sabiduría) y la diagonal del cubo es 3, Binah (la Inteligencia), cuyas medidas geométricas nos dan una progresión 1, raíz de 2 y raíz de 3 respectivamente.

Según algunos kabalistas también la arista es MLK-Rey, la diagonal de una de las caras es ADM, Hombre, y la semidiagonal de vértice a vértice opuesto BEN, hijo, irradiando desde el centro de un cubo.

En realidad desde ese centro convergen dos pirámides, la una que se apoya en el cuadrado tierra y la otra que surge desde el cuadrado cielo, el Amenti de los egipcios, ambas convergen en el centro, o sea, en el corazón.

 

Jose Carlos Fernández

15 de junio del 2020


[1] Parte de las referencias que esgrime el Kabalista y los diseños vienen del artículo “The 13 axes of the cube of space”, en el blog de Jane Adam Sart https://janeaquariel.wordpress.com

3 comentarios en “El misterioso número 26 y las estrellas de un mundo arquetípico”

  1. Hola. Me gusta mucho tu artículo. Pienso que las matemáticas, la geometría, la kabalística y la filosofía son disciplinas totalmente conectadas que buscan una mirada más honda y fundante de nosotros mismos, de nuestras relaciones humanas y de nuestra existencia en un mundo y un universo aún muy desconocido, mirada muy diversa de las superficiales “reflexiones”de los sociólogos postmodernos. Muchas gracias, Saludos. María Elena

Responder a marielen79 Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .