FiloFoto

FiloFoto: un camino

carmen_morales_fotografia_lostilos

 

Esta foto pertenece al Jardín Botánico de Coimbra, una de las delicias de nuestro país hermano. En ella se muestra un camino flanqueado por verdes tilos, con las primeras hojas caídas tintando de ocres otoñales su curso, que avanza en medio de un fuerte contraste de luces y sombras y que termina en una escalinata con peldaños que ascienden a una claridad cada vez mayor.

Bella metáfora, la del camino: una de las ideas indelebles grabadas a fuego en el corazón humano, que percibe la vida como un camino, no sólo hacia lo desconocido, sino hacia la luz, hacia la perfección. Si el alma deja de estar abierta al sentido de la vida, el mundo entero se convierte en una cárcel, en un carnaval de locos del que no podemos escapar, salvo quizás con la muerte. Una de las peores lacras del materialismo que heredamos del siglo XIX –ahora vemos sus frutos de miseria- es que al ahogar la visión interior, ya nada es camino hacia nada, nada está vinculado esencialmente a nada, simplemente todo está hecho de barro material: del él nacemos, en él elevamos las formas engañosas de nuestra imaginación, y en él nos ahogaremos cuando sea la hora. Pero por devastadora que sea esta forma de dejar de ver la vida, una especie de brújula en nuestra intimidad marca el Norte y todo ser humano, si no ha pervertido su naturaleza, siente que la existencia misma es un camino, que este mundo es un lugar de tránsito y aprendizaje, que debemos avanzar, que la vida, en definitiva es una senda. Pues el laberinto mismo se convierte en senda cuando hay un hilo de Ariadna que nos conduce al amor y a la libertad.

Es así que todo camino, que implica siempre que alguien lo ha recorrido antes, es una metáfora o analogía, aun en el más ínfimo de los detalles, de los pasajes por los que el alma avanza. Cada trecho del camino ofrece un horizonte distinto, más o menos luminoso, así también en las galerías del alma. El camino es por veces tortuoso y difícil, otras llano y abierto; así siente el alma unos momentos u otros. En otros el alma se siente inmóvil, estancada, sin salida ni siquiera retroceso posible; como la senda convertida por las lluvias en barro. Pero no podemos detenernos, porque el camino deja de ser tal si nos detenemos, pues todo camino marca un antes y un después, y si no avanzamos ya no es camino, es sólo tierra que nos sustenta. El cielo nos inspira, las cumbres nos seducen, nos llaman; pero el camino nos exige avanzar, es una llamada permanente. En el libro místico “Voz del Silencio” encontramos el aforismo, tan bello como formidable: “no puedes recorrer el camino hasta que tú mismo te hayas convertido en ese camino” y así comprendemos por qué el camino exige: Es el Yo Real el que exige a su sombra en el tiempo y el espacio, que avance; y el camino es la forma que asume la vida misma, el karma.

El camino es también de hermandad y aventura, pues no estamos solos, infinitos son los caminantes, ayudamos a caminar, nos ayudan. Nos guían y guiamos, nos alientan y alentamos, compartimos las experiencias del mismo, y el camino es siempre uno en lo múltiple, pues todo en él converge, todo en él asume un significado, todo en él es acción, la marcha misma; y contemplación, lo que el alma divisa en ella.

Bello y fácil es el camino en un jardín, como éste de Coimbra, más esforzado el camino agreste, abierto a lo desconocido, y difícil el que asciende a las cumbres. Todos ellos son naturales. El peor de todos es el que lleva rótulo de camino y a nada conduce, salvo a la desesperación y pérdida de oportunidades; a la amarga experiencia en el mejor de los casos. El peor el que nos tienta, ofreciéndonos siempre lo que deseamos y dándonos lo que tememos y nos esclaviza; el peor el que se pierde y nos pierde, y no siempre tenemos el coraje y el tesón de Anibal para construir en medio de las cumbres una escalera de piedra para el ejército entero.

El más bello, el puro y verdadero, el definitivo, es aquél que, como el camino de baldosas de oro del cuento, el Mago de Oz, nos lleva al corazón mismo de la realidad.

Sublimemente descrito en estas líneas sin firmar, atribuidas a H.P.Blavatsky

“Hay un camino arduo y empinado, lleno de peligros de todo tipo, pero es, sin embargo, un camino que conduce al corazón mismo del universo: yo os puedo decir cómo encontrar a quienes os mostrarán la puerta secreta que se abre sólo hacia dentro, y se cierra rápidamente detrás del neófito para siempre jamás.

No existe peligro alguno que un indomable valor no pueda vencer.

No existe prueba alguna que la inmaculada pureza no pueda atravesar.

No existe dificultad alguna que un fuerte intelecto no pueda superar.

Para quienes consiguen avanzar, existe una recompensa más allá de lo indecible, el poder de bendecir y salvar a la humanidad; para quienes fracasan, hay otras vidas en las que pueden conseguir la victoria.”

There is a path, steep and thorny, full of dangers of all sorts, but nevertheless a path, and it leads to the Heart of the Universe. I can tell you how to find Them, who will show you the secret entrance, which leads only within and shuts forever behind the novice. There is no danger, that undaunted courage cannot conquer. There is no adversity, that spotless purity cannot overcome. There is no difficulty, which a powerful reason cannot surmount. For those who rise up victorious, there is a reward above words:

The power to bless and to save humanity. For those who fail, there will be other lives in which they may succeed.

 

 

Jose Carlos Fernández

Almada, 26 de agosto del 2015

1 thought on “FiloFoto: un camino”

  1. Que felicidad!!! encontrar en el camino a quienes buscan llegar a la Luz de la Verdad. Sigamos adelante tras las huellas de grandes Maestros y Maestras.

Si el artículo le ha gustado, deje por favor un comentario. Agradecemos su opinión.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s